A la hora de reformar un cuarto de baño, siempre debemos de buscar que la zona de ducha sea lo más amplia, cómoda y segura posible.

La zona de ducha siempre queda delimitada por el plato de ducha. Es por ello que su correcta elección es una de las claves para que la reforma de nuestro cuarto de baño sea un éxito.

Al elegir el plato de ducha deben de tenerse en cuenta dos aspectos principales: Las medidas del cuarto de baño y los platos de ducha disponibles en el mercado.

Las medidas de nuestro baño.

El inodoro, bidet, mobiliario, columnas y otros elementos del baño condicionan el espacio disponible para la ducha.

Muchas veces el tamaño de la zona de ducha no puede modificarse. Pero en muchas otras ocasiones, prescindir del bidet o cambiar la distribución del baño nos permite instalar platos de ducha más grandes y cómodos. 8

Cuando sustituimos una bañera por un plato de ducha, las opciones más adecuadas serán las medidas rectangulares de un ancho igual o mayor que el de la antigua bañera. El ancho de bañera más utilizado es el de 70cm. El largo de las bañeras es mucho más variable. El mínimo esta cerca de 1 metro y el máximo sobre los 2 metros.

Las medidas de bañera más habituales son: 100x70, 120x70, 140x70, 150x70, 160x70 y 170x70.

Actualmente la variedad de platos de ducha disponibles en el mercado es casi infinita. Encontramos  platos estándar, platos a medida y platos de obra.

Platos de ducha estándar.

Pueden ser de tres formas distintas: cuadrados, semicirculares o rectangulares.

Las medidas en centímetros de los platos cuadrados estándar son: 60x60, 70x70, 80x80, 90x90 y 100x100. La más común es la de 80x80. En el de 60x60 no podemos instalar una mampara, ya que después no cabríamos dentro.

Las opciones disponibles en platos semicirculares son: 75x75, 80x80 , 90x90 y 100x100. Modelo Gante

Como en los cuadrados, la medida más popular vuelve a ser la de 80x80. Es la medida más equilibrada.

La solución semicircular es más cara que la cuadrada, pero nos permite diseños de baño más bonitos y de aspecto más amplio.

Los platos rectangulares se han convertido en las estrellas del cuarto de baño actual, porque son los más utilizados para sustituir la bañera.

En ancho de 70 cm existen los siguientes largos: 90, 100, 110, 120, 140, 150, 160, 170 y 180. Estos platos de 70 cm de ancho son los más populares debido a las dimensiones de nuestros baños. Pero si se dispone de espacio suficiente es recomendable instalar un plato de ducha con ancho superior a 70 cm. para obtener un espacio de ducha más amplio y cómodo.

Platos de ducha a medida

Son de dos tipos de material: composite o solid surface.Plato ducha modelo brujas

Los lavabos de composite tienen un acabado exterior de distinto al del material interior del que están fabricados, lo que permite ofrecerlos en cualquier color de la carta RAL y en una textura rugosa que les confiere un excelente comportamiento antideslizante.

Los platos de solid surface se fabrican en resina mineral, y tanto el material como el acabado son iguales en el interior y en el exterior del plato. Normalmente estos platos solamente están disponibles en acabado blanco.

Los platos de composite tienen un precio significativamente inferior a los platos en solid surface.plato ducha a medida

Estos platos pueden ser fabricados a medida, por lo que constituyen la mejor opción para sustituir una bañera por un plato de ducha.

Una vez retirada la bañera, el hueco que deja libre puede cubrirse con una plato con las medidas exactas de este, por lo que no queda ningún espacio que cubrir con pavimento. Al ofrecerse en una amplia variedad de colores, siempre es posible combinarlos de forma armoniosa con el pavimento y el revestimiento que tenga el cuarto de baño.

Además de fabricarse a medida, estos platos pueden cortarse en el momento de la instalación para adaptarlos perfectamente a cualquier elemento arquitectónico del cuarto de baño, como columnas, mochetas o tuberías, y acoplarse sin holguras a cualquier imperfección que puedan tener las paredes.14

Para una reforma perfecta siempre se recomienda la elección de este tipo de platos cuando vaya a sustituirse una bañera y pretenda dejarse el antiguo pavimento y revestimiento.

Platos de obra

En la reforma del baño también es posible instalar un plato de obra, con lo que puede personalizarse el tamaño y el acabado de este.

Normalmente suele ser la opción más cara de todas.

© PROYECTO BAÑO Reservados todos los derechos - Creditos